Language: ES | EN

Realidad Aumentada para tablets: iPad y Android

septiembre 8, 2012

La evolución de la tecnología de Realidad Aumentada ha ido siempre muy ligada al desarrollo paralelo del hardware que la hace posible, sobre todo en cuanto a mejoras de procesador (que permiten la ejecución en tiempo real de algoritmos cada vez más complejos) y las cámaras de uso doméstico (que ya disponen de calidad HD en sus gamas media-baja). Esta evolución conjunta permite que vayan quedando atrás los primeros sistemas de marcadores ID y se abra camino a nuevas opciones de detección y seguimiento: markerless, detección facial y corporal, etc.

Desde 2011 las tablets están ganando terreno en el uso doméstico y se augura que en los próximos años tendrán un alcance aún mayor, llegando a sustituir en muchos casos al PC de sobremesa. Esta tendencia gira entorno al concepto de computadora unipersonal, una máquina que acompañe al usuario durante todo el día y lo tenga permanente conectado a la nube. Este camino, iniciado por los terminales de telefonía móvil, lo seguirán las tablets (pues tienen un formato más adecuado y pueden complementar la mayor parte de tareas asociadas al PC doméstico). Por este motivo, los desarrolladores tienen que tener muy en cuenta las oportunidades que brindan estos terminales.

En contraposición al escenario de Realidad Aumentada más convencional (PC de sobremesa con la cámara en la parte superior del monitor), las tablets tiene un formato mucho más propicio para esta tecnología. Una tablet puede simplificarse conceptualmente como una pantalla de alta resolución que el usuario puede mover con total libertad, además, activando la cámara trasera se convierte en el filtro perfecto para superponer los elementos virtuales a la realidad. Esta es la principal ventaja en contraposición al uso del PC, la tablet muestra el mismo punto de vista que el usuario, una visión subjetiva que permite una mayor inmersión en los contenidos virtuales.

También cambia el planteamiento de las aplicaciones de Realidad Aumentada. En el escenario convencional, la cámara permanece fija, el usuario sostiene y mueve los marcadores (produciéndole la sensación de que está sujetando los objetos virtuales, tomando parte en la aplicación de manera más activa). En el uso de las tablets, los marcadores quedan fijos sobre la superficie y el usuario es un observador que mueve la cámara a su antojo. Esta diferencia puede resultar importante dependiendo de la sensación que se desee transmitir, por esto, no puede descartarse ninguno de los dos formatos, sino adecuarse al escenario concreto que la aplicación requiera. En el caso de las tablets también puede añadirse cierta interactividad aprovechando las funciones multitáctiles de la pantalla, en la que se pueden programar botones que permitan interactuar con los contenidos virtuales.

¿En qué punto nos encontramos actualmente? Existen de momento dos sistemas operativos para tablet/móvil a los que merece prestar atención ya que disponen de capacidades suficientes para crear cualquier tipo de aplicación de RA. Por un lado el iOS de Apple, instalado en los populares iPhone e iPad; del otro lado está Android, sistema por el que apuestan la mayoría de dispositivos alternativos a la manzana. No obstante, tampoco hay que perder de vista la llegada de Windows 8, que en los meses sucesivos podría volver a otorgar cierta cota de mercado a Microsoft.

Desde Paradox D&D estamos trabajando para migrar parte de nuestra tecnología y aplicaciones a las tablets. Nos encontramos en disposición de ofrecer soluciones de Realidad Aumentada para iOS y Android a través del motor gráfico Unity3D, que permite incorporar gráficos de última generación a estos dispositivos.